Consejos sobre audición en Salamanca

Consejos

En Audífonos Auditrón ofrecemos importantes consejos sobre audición a tener en cuenta, así como cuidados del audífono o molde.

Consúltenos en Salamanca sin ningún compromiso si desea recibir más consejos o tiene cualquier duda relacionada con este sector.

CÓMO COMUNICAR CON UN HIPOACÚSICO

  • Un audífono es de gran ayuda, pero como ya se ha mencionado, un audífono no puede restituir una audición normal. Entre otras cosas, puede ser difícil para un hipoacúsico localizar de dónde proviene un sonido o habla y, aunque los audífonos avanzados pueden separar los sonidos mejor que los antiguos, no obstante puede ser difícil separar los sonidos y entender lo que se dice.

    Simplemente el "prestar atención" requiere mucha energía y recursos por parte del hipoacúsico. Es fatigoso para todas las partes si se tienen que repetir muchas cosas, o si los malentendidos impiden una comunicación razonable. Por ello, sería de gran ayuda si las personas que rodean al hipoacúsico se toman la molestia de hacer lo siguiente:

  • Nunca hable de espaldas al hipoacúsico.
  • Asegúrese de estar cerca del hipoacúsico. El volumen se reduce a la mitad cada vez que se dobla la distancia, y unos pocos metros pueden impedir que el mensaje llegue al hipoacúsico.
  • Asegúrese de tener contacto visual con la persona. Si hay más de una persona presente, es de gran ayuda si se dirige al hipoacúsico por su nombre.
  • En ambientes ruidosos es de gran ayuda si toca al hipoacúsico antes de hablarle.
  • Hable claramente sin gritar. A menudo, no es cuestión del volumen sino de la articulación de cada palabra. Por ello: hable más despacio.
  • Si se interpreta mal una sola palabra puede resultar en que desaparezca el sentido. Si la persona sigue sin entender una o más repeticiones, intente expresar el sentido utilizando otras palabras.

CUIDADOS DEL AUDÍFONO

  • Seque el audífono con un paño seco y suave. Nunca debe limpiar el audífono con agua u otros líquidos.
  • Si la salida del sonido está bloqueada por cerumen o humedad, quite el cerumen con la herramienta especial y la humedad con una perilla.
  • Se debe apagar el audífono cuando no se está usando. Sí no se va a utilizar durante varios días, se ha de quitar la pila. Ponga la pila en un lugar fresco y seco y seque el audífono. Use sistemas antihumedad (pastillas secantes).
  • No se debe exponer el audífono a temperaturas elevadas o a humedad.
  • No se debe utilizar el audífono en la ducha o en el baño. Evite utilizar un secador o fijador para el pelo mientras lleve puesto el audífono. Quítese el audífono si va a recibir un tratamiento con ultrasonido o fisioterapia.

CUIDADOS DEL MOLDE

El molde se puede bloquear fácilmente debido al cerumen. Para alargar la vida del molde y asegurar que funcione correctamente, es importante revisarlo y limpiarlo con regularidad para eliminar el cerumen y el agua de condensación. Si no se hace esto, no podrá pasar el sonido. La limpieza del molde:

  • El molde y el tubo se retiran del audífono con cuidado.
  • Ponga el molde, sin el tubo, en un recipiente con agua templada y un poco de jabón neutro. Déjelo durante 5-10 minutos, para que se disuelvan el cerumen y la suciedad.
  • No introduzca bastoncillos de algodón, cerillas, limpiapipas o semejantes en el molde. Si el molde tiene un venting y éste está bloqueado por cerumen, es posible limpiarlo con la pequeña aguja de plástico para la limpieza que se suministra con el audífono. También se puede utilizar un sedal grueso.
  • Aclare el jabón del molde con agua corriente.
  • Seque el molde con un paño. El canal del sonido del molde y el tubo deben estar completamente libres de humedad antes de volver a ponerlos en el audífono.
  • Conecte el tubo y el molde al audífono.
  • El pequeño tubo de plástico que conecta el molde con el audífono debe ser flexible. Un tubo viejo puede causar pitidos. Cámbielo al menos cada 3 meses, o si se ha vuelto demasiado tieso o no se ajusta correctamente. Debe utilizar un tubo de un fabricante reconocido.

También se puede limpiar el molde en un baño de ultrasonido o se puede poner en un vaso con una tableta del mismo tipo que se utilizar para limpiar las prótesis dentales, pero no se deben poner junto con una de estas.

LOS FILTROS ANTICERUMEN Y PROTECTORES DE MICRÓFONOS

Para evitar que el cerumen penetre en la goma de salida del sonido de los audífonos intracanales, se utiliza un filtro. El cerumen es una de las causas más comunes por las que el audífono no funciona como debe. Por ello es muy importante limpiar por las mañanas la zona alrededor del filtro y cambiar el filtro cada 2 meses, por higiene. Pero si se observa suciedad o mal funcionamiento del audífono es conveniente cambiarlo, aunque sea semanalmente, en las personas con mucha sudoración o grasa en la piel.

La limpieza se realiza con el cepillo que acompaña al audífono y el cambio con las piezas suministradas junto con los recambios.

De la misma manera hay que proceder con los protectores de los micrófonos, limpiándolos por la mañana como se le indique. En este caso, la sustitución debe realizarse en el gabinete o en el taller del fabricante, pues es una pieza fija. Utilizar un sistema antihumedad para dejar el audífono por la noche y cuando no lo utilice, ayuda a mantener el audífono en condiciones más óptimas de funcionamiento y a que el cerumen y la grasa estén secos por la mañana y se desprendan mejor del filtro y los protectores.

Audífonos Auditrón ayudas auditivas